Consumo responsable

Comercio local y consumo resposasble

El consumo responsable está establecido como uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y busca «Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles». El consumo como la producción son factores que pueden contribuir de manera determinante, tanto en nuestra sociedad, nuestro desarrollo económico y medio ambiente. 

¿QUÉ ES EL CONSUMO RESPONSABLE?

Ignacio Suarez, director de investigación del ESIC Business&Marketing School, sintetiza el concepto de Consumo Responsable en tres bloques: Consumo Ético, que sintetiza en austeridad frente a consumismo. Consumo Ecológico que conlleva la implantación de las tres «R» de la sostenibilidad ambiental («Reducir, Reutilizar y Reciclar») y Consumo Social o Solidario, con el que el consumidor responsable tiene como objetivo la eliminación del la discriminación, en todo la cadena intervinientes que participan en el proceso de venta de un producto.

En la misma linea la Guia de compra sostenible para consumidores, se expresa utilizando el término «Compra Sostenible», como aquella en la que el consumidor incorpora en el proceso de compra motivaciones ambientales, sociales y éticos.

Esta forma de consumir, implica a toda actividad de consumo realizada tanto por personas individuales como a organizaciones, privadas y públicas.

¿QUÉ BENEFICIOS APORTA CONSUMIR DE FORMA RESPONSABLE?

La Confederación de Asociaciones de Usuarios y Consumidores Europeos, CAUCE, desglosa los beneficios del consumo responsable a través de 6 bloques de consumo: La adquisición de productos sanos y seguros; Consumo de energía limpia; Compra de productos de comercio justo; Inversión socialmente responsable; Compra de productos de personas con dificultas de acceso al mercado laboral y Turismo responsable.

En contra de la percepción que puede existir sobre que este tipo de consumo es más caro, La Caixa explica que «Entre las (ventajas) más inmediatas se encuentra el ahorro económico que supone para quienes lo ejercen»

Por su partes, Acciona, expone que el ahorro energético y la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, son los principales beneficios ambientales.

Entendiendo que el consumidor responsable es un consumidor, preferentemente local, dentro de los beneficios de este tipo de consumo nos encontramos la mejora de la trazabilidad del producto y la generación de riqueza dentro de esa comunidad. 

Por último os dejamos un enlace a la interesante entrevista a Brenda Chávez, en el programa de RTVE, «La aventura del saber» que responderá a alguna de vuestras preguntas.

¿Te ha gustado este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.7 / 5. Recuento de votos: 7

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.